martes, 24 de junio de 2008

¡Fuera Pacheco!


La profunda debacle atigrada tiene como raíz constitutiva a la nefasta gestión de Jorge Pacheco. Gestión que si bien inyectó recursos frescos en el equipo atigrado, jamás esta inyección de dinero tuvo el correlato de un proyecto, o de un conjunto de ideas articuladas que ordenen el norte del The Strongest. No, los recursos que metió Pacheco al Tigre tuvieron una tufillo prebendal. Cayó a la dirigencia atigrada en un paracaídas con el ánimo de aprovechar la exhibición mediática y la garantía de ser una figura pública. Nunca se cansó de demostrar que el fútbol es un saber muy lejano a sus habilidades de leguleyo. Tampoco nunca se cansó de demostrar que de la pasión atigrada siente muy poco. En síntesis, Pacheco nunca pudo pilotear al Tigre. Y se rodeó de personajes gansteriles que infectaron medularmente a su administración.

Su gestión recibió a la histórica fecha de los 100 años. Y Pacheco la transformó en un “mamarracho” con mucha pirotecnia, con aluviones de demagogia, pero el espesor del Tigre fue desplazado del 8 de abril, en otras palabra nunca fue celebrado. Sin embargo, Pacheco a esta fiesta le sacó mucho provecho. Fue condecorado (él no el Tigre) con el Cóndor de los Andes por el Presidente de la República, fue condecorado (él no el Tigre) por el Congreso Nacional, la Prefectura paceña, la alcaldía paceña, la de El Alto y Achacachi, entre otros reconocimientos. Pero esa fiesta la hegemonizó él, quien tuvo garantizadas las aperturas de periódicos, de informativos. Con esto el político de la prebendal Mega y Corrupta Coalición, el político desterrado resucitó gracias al uso prebendal del amarillo y negro.

Jamás pudo gerenciar al Club con algo de lucidez. Siempre quedó entrampado en su retórica, siempre fue devorado por todas sus ineficiencias. Decoró la "Casa del Tigre" y creyó que con el cambio de esa fachada limpiaría su decadente gestión, se ocupa de eventos que no tienen a esta altura del año ninguna trascendencia como hacer imprimir una revista (El Gráfico) a destiempo. En este contexto, no es casual que el The Strongest haya añadido un nombre más a su extensa lista de Dts incapaces de domar a un Tigre anárquico, rebelde por tanto caos. Son varios los apellidos que pueden narrar su fracaso en este equipo dirigenciado por Pacheco, ahí está el profe Orozco (que vuelve al cargo de Dt después de no haber aportado ni una sola idea para afinar los mecanismos del equipo en su cargo de Gerente Técnico), también puede atestiguar el desastre Eduardo Villegas, otro testigo de la debacle es Víctor Barrientos, el gran Óscar Damián Luna, otro Félix Berdeja e incluso Chilavert y ahora el colombiano Bernardo Redín son testigos de este bochorno.

El Tigre construye un presente demasiado aciago, oscuro, por tanto su futuro no parece brillar en dichas. Es urgente desterrar a este personaje de la dirigencia atigrada, sin embargo, lo que se viene parece que tampoco será muy provechoso ya que la vieja dirigencia (Asbún, Bustillos, Saavedra Bánzer, Lara, Ascarrunz, etc.) curó sus diferencias y asperezas y articulan un “proyecto” en común sin desterrar sus putrefactas prácticas. En otras palabras, al parecer el Tigre no podrá escapar de esta espiral mediocre que lo somete a esta caída permanente. Para que la derrota no sea el episodio que caracterice al The Strongest se tendrá que sacar desde el epicentro esa manía de utilizar al club para satisfacer intereses exclusivamente personales.

4 comentarios:

Franchesco dijo...

Como pongo en el grupo creado en Facebook para que Redín -que ya lo hizo- y Pacheco se vayan:
NO PIENSO VOLVER A IR MIENTRAS JORGE PACHECO SIGA COMO PRESIDENTE, PERO LA IDEA DE PEDIR ELECCIONES ESTA NOCHE, ME PARECE MUY BUENA.
CASI CUALQUIERA PODRÍA HACERLO MEJOR QUE ESTE "DOCTOR" QUE NOS HA LLENADO DE FRUSTRACIONES, SINSABORES Y PUROS MALOS RATOS...
Ahora, querido Cristian, si los de anteriores directivas -buenas unas, desastrosas otras- no te parecen tampoco una panacea (porque coincidimos plenamente en que la solución como tal no la son), ¿qué podemos/deberíamos hacer con nuestro querido y mal llevado The Strongest?
¿Tal vez apuntar a convertirlo en una empresa como las exitosas Blanco y Negro que administra al Colo Colo de Chile, Casa Blanca al ahora finalista de la Copa Libertadores Liga de Quito, u otras como las decenas de muestras que hay en Europa?
Seguro que sería algo muy interesante, pero al mismo tiempo me parece bastante poco realista para un país como el nuestro donde todavía -quizás con la excepción de los odiados rivales que apuntan a ser empresa- la idea de ser dirigente deportivo está ligada al figurar, a conseguir popularidad y a valerse del prestigio que da ó puede dar un club para hacerse carrera como politiquero.
¿Que la hinchada se haga cargo entonces? Otra opción en teoría interesante, mas imposible de llevar a la praxis. Si apenas se logran organizar para editar con irregularidad "El Derribador" porque, evidentemente, casi todos tienen otros intereses prioritarios de subsistencia, ¿cómo pedir que se encarguen del club?
Habrá que esperar nomás a que se llame a comicios y ojalá en ellos aparezca ó surja otro Rafael Mendoza. Mientras tanto, y conforme no haya una cúpula dirigencial que tenga cuando menos un proyecto futbolístico medianamente pensado y serio, seguiremos a la deriva...
La única respuesta posible ante ello, temo, es LA INASISTENCIA MILITANTE a cada partido del querido The Strongest, para que se den cuenta que andan embarrándola y fiero...

lapalabraesferica dijo...

Franchesco el Tigre está atravesando una jodida crisis institucional. Y la gestión de Pacheco fue una anestesia a ese proceso inevitable. Y digo por qué no le encuentro, como tú, un camino de consenso que nos conduzca a la reconstrucción de eso que nunca tuvimos: Una Institución. No creo que con Asbún las cosas mejoren, presumo que será una especie de megacoalición en la que habrá muchas cabezas de viejos y conocidos dirigentes que hicieron muy poco por el TIgre. Creo que el Tigre necesita una revolución estructural, pero las cosas no están dadas para ello. Por qué no hay base, no hay gente para articular una salida de ese tipo. Ya sé, soy un ingenuo, sí, lo acepto, pero no creo en la capacidad de gestión de los actuales opositores. Y de la barra ni hablar ya que ellos se acoplan fácilmente al proyecto de turno con una voluntad prebendal. Y es que todo se hace más difícil en una institución que de manera medular hizo del caudillismo dirigencial una práctica consecuente. Si el Tigre tuviera una estructura institucional, otro sería el destino. Pero por ahora sólo existe las chekeras de viejos dirigentes y nada más. El Tigre necesita una Revolución como la del Corintians de Sócrates que cambiaron de forma medular el destino institucional de un equipo que orillaba en la cornisa…

Un abraza Franchesco.

¡Qué viva el Tigre!

lapalabraesferica dijo...

Franchesco el Tigre está atravesando una jodida crisis institucional. Y la gestión de Pacheco fue una anestesia a ese proceso inevitable. Y digo por qué no le encuentro, como tú, un camino de consenso que nos conduzca a la reconstrucción de eso que nunca tuvimos: Una Institución. No creo que con Asbún las cosas mejoren, presumo que será una especie de megacoalición en la que habrá muchas cabezas de viejos y conocidos dirigentes que hicieron muy poco por el TIgre. Creo que el Tigre necesita una revolución estructural, pero las cosas no están dadas para ello. Por qué no hay base, no hay gente para articular una salida de ese tipo. Ya sé, soy un ingenuo, sí, lo acepto, pero no creo en la capacidad de gestión de los actuales opositores. Y de la barra ni hablar ya que ellos se acoplan fácilmente al proyecto de turno con una voluntad prebendal. Y es que todo se hace más difícil en una institución que de manera medular hizo del caudillismo dirigencial una práctica consecuente. Si el Tigre tuviera una estructura institucional, otro sería el destino. Pero por ahora sólo existe las chekeras de viejos dirigentes y nada más. El Tigre necesita una Revolución como la del Corintians de Sócrates que cambiaron de forma medular el destino institucional de un equipo que orillaba en la cornisa…

Un abraza Franchesco.

¡Qué viva el Tigre!

lapalabraesferica dijo...

El Famoso CIRUJA manda este texto, reflexionando sobre la decadencia atigrada e invitando a la Comunidad Stronguista para el partido del domingo:

Dulce Condena

El recuperar la alegría para un hinche es como el cálido abrazo de la misma madre. Hoy en strongest nos duele corazón herido por tantos golpes consecutivos propinados tanto por jugadores como dirigentes, este dolor es producto de haber tocado fondo y de la manera más terrible en la que se puede caer.
Pero para los Stronguistas el caer es parte de la vida, como también lo es el recuperarse hecho que produce el miedo de todos nuestros rivales sabemos que la remontada siempre nos alegrías mucho más grandes. Es el momento en la historia que como en otras ocasiones esta sobre los hombros de nuestros hinchas reconstruir una institución que ve dañada por gente que no es de la casa y que poco sabe de la identidad Stronguistas, que no tiene idea de las lagrimas, sudor y sangre que costo llevar al equipo hacer el único en cumplir cien años como referente del fútbol profesional boliviano, jugadores que esperan simplemente cobrar el sueldo y decir o tener en su curriculum que estuvieron en el equipo mas grande de Bolivia. Pero con estos referentes ¿quien quisiera ir el domingo al Siles?, la verdad que es muy difícil ¿no?
Pero la realidad del Stronguistas es otra, es el abuelo que va ir a recordar los gloriosos tiempos de Fontana, Iriondo, Galarza, Luna y que se yo tantos otros, es también el padre que espero toda la semana para llevar a sus hijos a ver al tigre sin saber que pasa en la semana o cual es la situación del club….
Y es también el hincha que no falla nunca al equipo, ni siquiera se pierde un solo deportivo, ese hincha incondicional reflejado en la pasión de La Gloriosa Ultra Sur, ese hincha que este domingo ante La Paz F.C. va ir al Stadium a alentar al equipo, pero también en su legitimo derecho va levantar bien en alto su puño para reclamar los cambios que Strongest hoy necesita, que va gritar a viva vos la convocatoria a una asamblea y la partida definitiva de los jugadores que no siente la camiseta……esperando el milagro…..
Lo que sucede con el hincha de strongest es que es victima de esta dulce condena, por que no importa el problema, lo que importa es la solución.

Dulce Condena es una canción de Andrés Calamaro.