lunes, 11 de junio de 2007

Real Potosí: el mejor equipo de la liga

Diez años después de haber ascendido a la liga Real Potosí por fin fue campeón.

El club se articuló a partir de una precaria escuelita de fútbol destinada a niños excluidos de todo tipo de juego, que levantaban junto al viento temibles humaredas de polvo. Me gusta imaginar, rumorear con que el primer nombre informal de la escuelita era: la de los pícaros Nicolases, en honor al relato potosino que cuenta Bartolomé Arzans Orsua y Vela.

[Bartolomé Arzáns Orsúa y Vela en su inmensa crónica Historia de la Villa Imperial de Potosí, cuenta que las mujeres no podían tener hijos en la Imperial Villa. Sin embargo, las mujeres en gestación se encomiendan a San Nicolás, santo de panaderos y de parteras. Se produce el milagro y nacen en Potosí 40 niños, los primeros potosinos, que son nombrados como los Nicolases.]

De ahí presumo surgió el sueño potosino y Real Potosí comenzó a latir como proyecto. Más tarde Samuel Blanco, una especie de presidente vitalicio del club, junto con otros futboleros decidieron armar un modesto equipo que dé lucha en el campeonato de asociación a equipos con más recorrido como Nacional Potosí, Municipal, Primero de Mayo y Real Bamin.

El origen de Real Potosí tiene mucho que ver con la épica, la incansable lucha, hay un innegable espíritu minero en esos hinchas, en la fuerza expuesta cada domingo. Blanco, madrileño fanático del Real Madrid, nombró a Real Potosí en honor a su fanatismo. Sin embargo, el sueño de Blanco fue cuajando en todo Potosí, al punto que Real Potosí se transformó en patrimonio de todos los potosinos.

En estos diez años pasaron distintos técnicos entre los que recuerdo a Rosario Martínez, Claudio Chacior con el que terminaron segundos en el campeonato clausura 2004. También dirigieron Galarza y Berdeja ambos con muy buenas campaña. Con Berdeja clasificaron nuevamente a la Libertadores y fueron segundos en el clausura 2006. De la Copa Libertadores del 2002 lo que más recuerdo es la goleada a Peñarol 6 a 1, y el 2 a 0 a San Lorenzo.

No hay donde perderse se trata del mejor equipo desde el 2000 a adelante: en puntos, en espesor de juego, en llevar a la gente las distintas potencialidades del fútbol, en manejo dirigencial, en economía, en impacto social, en cautivar el espíritu futbolero de hinchas, en técnicos (es el equipo más consecuente con sus proyectos futbolísticos, exceptuando el perdonazo a Roberto Correa después de haber sido dado de baja por indisciplina).

Hay un famoso periodista deportivo potosino, Juan Carlos Mendoza, que desde hace unos 3 años escribe la historia de este equipo. Es que frente a una épica de tal magnitud nadie puede quedar indiferente. Bien por Potosí. Bien por el fútbol. Arzáns ya tiene la argamasa suficiente para escribir otra leyenda potosina.

b

4 comentarios:

Andrés dijo...

Lindo Texto. Real Potosí tiene el fútbol suficiente para dar sorpresas. El guiño con Arzáns está bueno, dale nomás mucho jodes con lo de pocos lectores pero es así. DAle.

lapalabraesferica dijo...

Andrés:
No es que joda, simplemente disfruto del placer de escribir sobre fútbol. Aunque suene demagógico, de lo que se trata es de explorar mediante palabras aquello que envuelve el fútbol: nada más, ni nada menos... A cambio de eso recibo más futbol... No sé... No me hago problemas de que no tenga "Lectores", quién los tiene: La Razón, La Prensa, El deber, el Premio Nacional de Novela, Paolo COhelo... Quién... Quién...

Christian

Sergio Quevedo dijo...

y te digo querido Christian que "Lectores" tienes, y muchos...me alegro por Real Potosi. Espero que algun dia mi santo lo logre no?

lapalabraesferica dijo...

Còmo estàs Sergio... Gracias por seguir el Blog... Lo de Real Potosì es impresionante, y no deja de parecerse a la hazaña de SAn JOsè campeòn el 95.
Un abrazo, compañero...