domingo, 20 de mayo de 2007

Sustancias prohibidas

Hablar de marihuana y fútbol no es echar en vano contagioso humo a los rumores que este texto entre líneas pretende incentivar. Se trata de un binomio productivo tanto para entrar a la cancha como para atravesarla. No en vano se juega en un extenso entramado verde.

Para remover las neuronas que vinculan a la marihuana y al fútbol recordemos a los The Wailers, en ese documental sobre la banda de Bob Marley, jugando un picadito de fútbol, arrastrando las rastas y amagando a los inexistentes contrarios verdes. En un primer plano, Marley daba una de sus más lucidaz entrevistas, ostentanto un viejo buso adidas de los 70, típicamente futbolero.

Leo Fernández no es un jugador cualquiera. Llegó al oriente boliviano hace más de diez años. Desde el inicio demostró que dentro suyo tiene un motor proclive a incendiar de locura a todo lo que esté a su paso. Simuló un casamiento con una cruceña simplemente para obtener la nacionalidad boliviana, Simuló un atentado con balas incluidas, Golpeó a un dirigente de Blooming (hizo parar el bus que trasladaba a los jugadores de Oriente, bajó de él, rabioso, directo a golpear al dirigente paquidérmico), se Sacó una foto detrás de su arco con Ronaldinho en medio partido entre las selecciones de Brasil y Bolivia en tierras brasileras... Con él en el arco Chacarita perdió la categoría en el difícil campeonato argentino... Son varias locuras...

Lo del doping es una telaraña difícil de desentrañar, es evidente que si uno ata cabos entre ellos se atisba algo de coherencia... Es decir, hay intereses en el dopping por más que se quiera institucionalizarlo.
En el caso de Fernández era predecible que alguna sustancia peligrosa brote de su orina, lo que no era predecible era el positivo por marihuana... Y el día en que dio el positivo: Oriente perdió 9 a 2.

La marihuana dicen que te aclara los reflejos, te mejora el apetito y organiza un festín bullicioso de neuronas. En el caso de Fernández parece que todo salió al revés...

Basta de todo esto, iré a oír a los Wailers,

mientras sueño un fugas aleteo en medio del verde...

5 comentarios:

Antonio Vera dijo...

creo ademas que lo que se ha dicho en los medios en estos dias sobre el caso sirve para comprobar no solo la feroz ignorancia de gran parte de nuestros periodistas deportivos sino sobre todo su total falta de escrupulos a la hora de "hacer noticia". no he visto. la tele, por supuesto, se lleva la flor y, como no, el emplasto llamado unitel: de pronto la marihuana se volvió un tema de titulares al punto que llegaron a mostrar en el noticiero una superprimicia: otros famosos que consumen marihuana, entre los que se encontraba, encabezando la lista, bob marley. este es otro que fuma marihuana dijo la locutora. bueno, talvez no se equivocaron tanto al usar el tiempo presente, talvez existe un lugar en el paraíso donde actualmente marley sigue haciendo lo que hizo entre nosotros.

Sergio Quevedo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio Quevedo dijo...

Realmente que a Fernandez todo le salio al revez, 9 pepinos jeje

saludos Christian y aun espero un pequenio articulo de romario!

lapalabraesferica dijo...

Qué se puede esperar de Unitel, lo terrible es que está haciendo escuela no sólo en la Tele, tambièn en los periódicos,en las radios. Es nefasto. Desde los modos de titular(la noticia es el titular), la forma en la que se editan lo matariales, que es una forma de narrar desde un amarillismo tan precario y mediocre. Los esquemas con los supuestamente organizan su lectura de la polìtica. Es un desastre. Del fùtbol ni que decir... Ademàs que desde hace casi 10 años tienen los derechos de la Liga, del Mundial,de la Copa Amèrica. Es gracias al fùtbol que han construido todo este mediocre aparato comunicacional.

***

Lo interesante es que el fùtbol se lleva muy bien con las sustancias prohibidas. En serio Toño, mira Garrincha...

***

Un abrazo TOño

lapalabraesferica dijo...

Còmo es Sergio, sí algo hay que hacer no es poca cosa meter 1000 goles y de paso ser ROmario.

Si quieres lo puedes escribir vos y subimos en mi blog a tu texto.

Un abrazo Sergio, gracias por leer los textos.